Actualidad

Despliegue de los Alimentos del Paraíso en Lorient

lunes, 8 de agosto de 2022

Los Alimentos del Paraíso han estados presentes, por primera vez, este año en el Festival Intercéltico de Lorient. Asturias ha sido la protagonista indiscutible este año del Festival como país invitado. El referente europeo de la cultura celta alcanza la edición número 51 gozando de una excelente salud con la presencia de cerca de 800.000 asistentes a lo largo de sus diez días de intensa programación. Del 5 al 14 de agosto la cultura asturiana se ha hecho sentir en este gran encuentro de las denominadas naciones celtas del Arco Atlántico. 

Exitoso debut de Alimentos del Paraíso

La riqueza de nuestra cultura tradicional se ha dejado sentir a través de la música, la literatura, el arte y la gastronomía. Los Alimentos Del Paraíso han estado presentes por primera vez en Bretaña de la mano de dos abanderados de lujo, la miel y la sidra. Y es que este gran stand de Asturias reservaba un área destinada a la gastronomía regional y productos asturianos, con un restaurante, una zona de escanciado de sidra asturiana y un stand de Alimentos del Paraíso y otro de información turística.

Diversidad cultural

A los artistas y bandas asturianas que se subieron al escenario para ofrecer un amplio abanico de propuestas musicales se sumaron otras interesantes iniciativas. Lecturas públicas, charlas y mesas redondas para dieron cuenta del buen momento que atraviesa la producción literaria en asturiano.

Un poco de historia

El Festival Intercéltico de Lorient se celebró por primera vez en la localidad bretona en 1971 con el objetivo de convertirse en un gran punto de encuentro de las llamadas naciones celtas. Las regiones participantes son, además de Asturias, Galicia, Irlanda, Escocia, Bretaña, Gales, Isla de Man y Cornualles. Desde el 2000 han ido incorporándose diversas comunidades con emigración celta como EEUU, Australia, Nueva Zelanda, Chile, Argentina, México, Rumanía o Italia. El certamen bretón es todo un referente de los festivales europeos. Cada año reúne a más de 4.000 músicos lo que lo convierte en un gran escaparate con una importancia que va más allá de su valor musical y alcanza una relevante repercusión cultural y turística para las regiones participantes.