Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

X

Para no perder ni una gota de agua,

coloca el dispositivo en posición vertical.

; )

La Denominación de Origen Protegida Vino de Cangas inicia la vendimia sumando fuerzas

El proceso para la obtención de vino en el Principado no es sencillo, debido a las complicadas condiciones de trabajo, determinadas por un terreno escarpado y de difícil acceso, lo que convierte a la denominación asturiana en viticultura heroica, que es la que se realiza a una altitud media superior a los 500 metros, con una inclinación mayor al 30% o con el viñedo en terrazas. Así ocurre con el vino de Cangas, que comparte tan concretas características en España solo con Ribeira Sacra (Galicia), Priorat (Cataluña) y vino de las Islas Canarias. «En viñedo viejo no podemos meter maquinaria. Todo el trabajo es manual, desde la poda hasta el tratamiento y la vendimia», apunta Beatriz Pérez, presidenta de la DOP Vino de Cangas.

Respecto a la vendimia, cuya campaña se presentó ayer en Oviedo, se destaca que siempre es manual. «La hacemos como se ha hecho siempre; portando tijeras y cajas que llenamos hasta los 20 kilos. Nada más. Así garantizamos el buen estado de la uva que llega a la bodega», añade Beatriz Pérez, que lleva los últimos días revisando el parte del tiempo para asegurarse de que no llueva. Si llueve no se vendimia, porque se recogería más agua que uva.

Pasada la vendimia, es cuando se tiene que decidir qué hacer con la uva recogida. Beatriz Pérez recuerda que las bases de la organización siguen enfocadas a la certificación de los vinos y la promoción y puesta en valor de la marca. «Estos últimos años estamos más centrados en impulsar la DOP a nivel regional».

Como bien se ha explicado, cada plantación tiene su momento, y sus necesidades son dominadas por las bodegas adscritas a la DOP Vino de Cangas, que eran cinco hasta la incorporación de Señorío de Ibias en esta campaña. Esta nueva bodega elabora vinos blancos y tintos. Tiene capacidad para producir anualmente 45.000 botellas, si bien este primer año, según su responsable, se harán unas 12.000. Cuenta con tres hectáreas de viñedo propio, en las que tienen plantadas albarín blanco, carrasquín, verdejo negro y albarín tinto. Además, el vino que se elaborará bajo la marca Señorío de Ibias llevará 100% uva autóctona de Ibias.